top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

LEONES DE PONCE; 40 MINUTOS PARA CELEBRAR O LLORAR

En un impresionante e histórico giro de acontecimientos, los Leones de Ponce han logrado una remontada épica al ganar los nueve juegos consecutivos que le restaban de la temporada, forzando un juego decisivo contra los Indios de Mayagüez esta noche en el Palacio de Deportes de la Sultana del Oeste. Aunque Ponce parecía estar eliminado inicialmente, han transformado la desesperación en emoción en poco más de dos semanas, cambiando el rumbo del equipo y llenando de esperanza a su apasionada fanaticada.



Cuando el equipo se encontraba en una situación desfavorable, con un récord de 8-19 tras la derrota del 27 de mayo contra Mayagüez, los fanaticos de los Leones, en su mayoría, desaparecieron. A pesar de las bajas probabilidades, el coach Carlos Morales y la adición de jugadores claves, ha logrado cambiar el panorama y disipar el pesimismo derrotista de algunos seguidores. Aunque sabemos que ocurrirá si Ponce no gana esta noche.

Veintiún días después, los jugadores de Morales se juegan la vida nuevamente en un juego de desempate contra el último equipo que los venció antes de comenzar su racha de nueve victorias consecutivas.

Una de las acciones más destacables de Morales ha sido sacar el máximo provecho del talento de Macho De Jesús. Ha logrado potenciar sus habilidades y ahora se muestra más juicioso al liderar los melenudos a la contienda. Todos saben que el quinteto rojo y negro se mueve al ritmo que marca De Jesús, por lo que era crucial permitirle expresarse como dice Hector Melendez "¡Macho, a lo' macho!"

Hoy, Día de los Padres, en Ponce era preciso ver en panaderías y restaurantes el saludo de todos, “felicidades y en 40 minutos celebramos o lloramos” se escuchaba decir una y otra vez.

No importa el resultado hay que dar crédito a Morales y al resto del cuerpo técnico por devolver la esperanza a la mejor, o peor, fanaticada del basket en Puerto Rico; los fanáticos de Ponce. Y, sabiendo que una derrota seguramente culmina en que nuevamente, nosotros los fanáticos, pidamos la cabeza de algunos miembros del staff y la gerencia.

Necesitamos una victoria más y Ponce asegurará su clasificación a la postemporada. El equipo ha demostrado que nunca se debe subestimar su determinación y capacidad para superar obstáculos. Esta noche, los Leones saldrán a la cancha con el corazón en la mano, listos para darlo todo y luchar por su merecido lugar en la siguiente etapa del torneo.

La anticipación y emoción se desborda en los corazones de los fanáticos ponceños, quienes han seguido a su equipo a través de las buenas y las malas. El Palacio de Deportes de la Sultana del Oeste será testigo de una batalla épica en la que los Leones buscarán coronar su asombrosa remontada con una victoria decisiva. Que su rugido resuene y que el espíritu combativo del león ilumine el camino hacia la gloria.

Amen.



Comments


bottom of page