top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

DESPRECIO CULTURAL EN PONCE: MIEMBROS DE LA BANDA MUNICIPAL SIN CONTRATO PARA RETRETAS DOMINICALES

Los miembros de la Centenaria Banda Municipal de Ponce se encuentran nuevamente sin contrato para participar en las tradicionales retretas dominicales que visten la ciudad todos los domingos por los pasados 140 años. Estos músicos, contratistas del gobierno municipal, renuevan sus contratos al comenzar el año fiscal gubernamental cada 1 de julio, con la aprobación del nuevo presupuesto municipal. La responsabilidad de firmar estos contratos recae en el Oficina de Cultura de Ponce, al cual la Banda Municipal está adscrita.



Como resultado de la falta de contrato, ayer domingo 2 de julio, la Banda no se presentó en la retreta, siendo reemplazada por un grupo de estudiantes que ocuparon el espacio frente al Parque de Bombas para hacer su presentación. Aunque se llevó a cabo una Retreta "especial" el domingo en honor a Héctor Lavoe, con la participación de los estudiantes de la Stage Band del Instituto de Música Juan Morel Campos, esta fue la única opción para mantener viva la tradición ponceña, ya que el evento se celebra regularmente los domingos a las 6 de la tarde en el Parque de Bombas.



INCONGRUENCIAS EVIDENTES

Incongruencias en la administración se hacen evidentes, ya que el pasado mes de febrero, durante la celebración del Carnaval Ponceño, se reconoció la trayectoria de la Banda Municipal de Ponce en honor a sus 140 años de fundación.


Sin embargo, unos meses después, los miembros de la Banda se encuentran sin contrato de empleo. Aunque es cierto que los contratos serán renovados, es preocupante la falta de atención por parte de la administración gubernamental, que parece estar más enfocada en resaltar la imagen deteriorada de un alcalde investigado, en lugar de priorizar el legado cultural de una Ciudad Señorial que ha perdido su brillo debido a las acciones de sus líderes pasados y presentes.


La burocracia e ineficiencia también juegan un papel importante al obstaculizar esta causa cultural tan importante. La obtención de documentos y cumplimiento de requisitos por parte de los miembros de la banda debe ser una prioridad para aquellos que representan a Ponce en diversas actividades y eventos.


LO QUE DE DICE SIN HABLAR


Fuentes cercanas a la escena cultural ponceña expresan, detrás de bambalinas, su preocupación por la falta de prioridad que se le otorga a la cultura local. Situaciones como la de la Banda Municipal son solo el último acto de una obra que ha incluido declaraciones y controversias en contra de promotores culturales, comentarios despectivos y menosprecio hacia el patrimonio. Lo peor es que intenten ocultar sus acciones promoviendo una "retreta especial" con otros representantes culturales, mientras que los verdaderos protagonistas sufren las consecuencias de los errores cometidos por aquellos que están a cargo.




Comments


bottom of page