top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Sobre 150 estudiantes sordos en Puerto Rico podrán tener intérprete de señas en las escuelas

La senadora por acumulación, Keren Riquelme, promovió entre estudiantes sordos los beneficios de la Ley 104-2023 la cual permite que estos tengan un intérprete del lenguaje de señas en el plantel, de ser necesario.


“Nuestros estudiantes del programa de educación especial deben contar con todos los recursos disponibles para echar hacia adelante y alcanzar sus más altos anhelos. La comunidad sorda en Puerto Rico es bien importante, así como los estudiantes con necesidades auditivas, por eso radicamos el Proyecto del Senado 620 el cual se convirtió en la Ley 104-2023, para así facilitar que todo estudiante sordo pueda contar con un intérprete de señas en al aula escolar”, comentó la Senadora del Partido Nuevo Progresista.

Las expresiones de la legisladora se dieron durante un recorrido por las facilidades de la escuela elemental Carmen D. Ortiz Ortiz, ubicada en el barrio Sumidero del municipio de Aguas Buenas.

“En esta escuela, con una matrícula de 524 estudiantes divididos entre los grados de kindergarten y octavo grado, existen alrededor de 15 jóvenes con necesidades auditivas que la Ley 104 les provee una asistencia adicional para su desarrollo, no solo escolar, sino también social y recreativo, dos áreas de vital importancia en la experiencia académica de nuestros niños”, añadió Riquelme, quien adelantó que continuará visitando escuelas para impulsar los beneficios de la nueva ley.

En el recorrido, que se extendió por casi dos horas, la Senadora estuvo acompañada por el subsecretario de Asuntos Académicos del Departamento de Educación, Dr. Ángel Toledo López, así como la alcaldesa del municipio de Aguas Buenas, Karina Nieves y la directora del plantel, Lourdes González.

“Como parte de nuestro compromiso con todos nuestros estudiantes de corriente regular y del programa de educación especial, coordinamos este recorrido por la escuela Carmen D. Ortiz Ortiz para que la Senadora conociera de primera mano lo que estamos haciendo por nuestros estudiantes sordos y cómo su iniciativa complementa ese esfuerzo. Agradezco a la Senadora Riquelme por conseguir la aprobación y firma de esta ley que nos permite continuar expandiendo los servicios para la comunidad sorda escolar, que asciende a 157 estudiantes”, expresó Toledo.

La nueva ley enmienda el inciso (l) del Artículo 4 de la Ley Núm. 173-2018, citada como “Carta de Derechos de la Comunidad Escolar Sorda o con Impedimento Auditivo en Puerto Rico”, con el propósito de disponer que el Departamento de Educación asignará y proveerá a los estudiantes sordos bajo el programa de educación especial, la opción de tener un intérprete de lenguaje de señas cuando se establezca la necesidad.

De acuerdo con la Ley 104-2023, “uno de los componentes esenciales del proceso de aprendizaje, que hace posible y facilita la comunicación, lo es el desarrollo entre el estudiante y su asistente o tutor de una relación amistosa y armoniosa, caracterizada por el acuerdo, la comprensión mutua y la empatía. Para ello, consideramos que es importante que, hasta donde sea viable, se retenga a la misma persona que ofrece el servicio de interpretación del lenguaje de señas durante todo el tiempo que el estudiante sordo esté bajo el programa de educación especial y requiera del servicio”.

Esta es la Semana de los Derechos de la Comunidad Sorda en Puerto Rico.



コメント


bottom of page