top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Sacerdote católico pide a feligreses establecer una tregua y vivir la Semana Santa en solemnidad, reflexión y conversión espiritual

Por: Ricardo Ramírez (Especial para el Vigía)



Ponce-El ex Vicario General de la Diócesis de Ponce, Monseñor Roberto García Blay, pidió hoy a los feligreses en la víspera del inicio de la semana santa este Domingo de Ramos a establecer una tregua y hacer un alto en los que quehaceres cotidianos en esta Semana Santa.

De igual manera, el párroco de la Parroquia Corazón de Jesús en Ponce, les exhortó a vivirla en solemnidad, reflexión y conversión espiritual.


García Blay, en su tradicional mensaje de Semana Santa expresó que “hay que establecer una tregua y una pausa para ser mejores seres humanos. En estos días santos de mayor concentración de fieles debemos de reiniciar los caminos hacia a conversión”.

“El hombre es una obra de arte de Dios y en estos días santos debemos establecer una tregua y buscar un espacio para hacer las cosas bien. Hacer una introspección y vivir en solemnidad”, dijo García Blay, en el foro radial en Directo Desde Ponce por Noti Uno y el Vigía.


“Tenemos que reflexionar y convertirnos en mejores seres humanos. Hay que tener un

propósito de vida y salvaguardar al hombre y la mujer”, añadió.

Asimismo, hizo un llamado a los políticos y a las figuras de gobierno a buscar un espacio para

“hacer las cosas bien”. “Todos tienen bajo su responsabilidad el poder y cuidar el bien común”.


“Es una época para no pelear y servir al pueblo y no servirse asimismo. Lo principal es el buen juicio, el sentido práctico y común”, acotó García Blay.


“La política es el arte de hacer convivir a las personas en paz y en orden. La abstinencia es un

buen paso para esta sociedad salvajemente capitalista con espíritu de despilfarro”, agregó.


Además, indicó, “tanto amo Dios al mundo que entregó a su hijo único para que todo el que

cree en el nunca muera sino que tenga vida eterna”.


“Estos días santos, son días de solemnidad, de conversión e introspección, por eso hay que

utilizarla la semana santa para la reflexión y el sano compartir familiar”, aseveró García Blay.


Por otra parte, declaró, que la semana santa hay que aprovecharla para vivir en oración,

penitencia, abstinencia y ayuno.


“Tenemos que vivir los misterios de Dios, su pasión, muerte y pascua de resurrección en

ayuno, oración, abstinencia, penitencia, reflexión y conversión”, finiquitó García Blay.

0 comments

Comments


bottom of page