top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

PARQUE DE SOFTBALL EN PONCE LLEVARA EL NOMBRE DEL DEPORTISTA TOÑO FELICIANO

Hace unos dias se anuncio que el parque de softball localizado dentro de las facilidades del Polideportivo Frankie Colón en la urbanización Los Caobos en Ponce llevará el nombre del deportista Luis Antonio "Toño" Feliciano en honor a sus aportaciones al deporte.


Una iniciativa que promovió la Fundación Ponceladas, que preside el también deportista Rafi Serrano, logró el cometido de honrar a Don Toño justo en el umbral de su cumpleños número 100.


Luis Antonio “Toño” Feliciano Limardo nació en Ponce el 24 de diciembre de 1922 y cumplió hoy 100 años. Toño es un contador público autorizado que trabaja a tiempo completo y se transporta a su oficina guiando su carro. <<Me siento feliz y mientras Dios me siga dando salud, no pienso retirarme>>, dijo el ponceño.



Biografía parcial:

Toño se convirtió en hijo del cañaveral a los 12 años. <<Trabajé dos años en la caña de sol a sol. Yo ganaba 50 centavos a la semana ayudando a los carreteros echando caña en las carretas. Las carretas llevaban la caña a los vagones y estos la transportaban a la Central Mercedita. El carretero ganaba de tres a cuatro pesos semanales. Pero, los 50 centavos que yo ganaba rendían bastante porque tenían un poder adquisitivo alto>>, recordó el contador.

<<También trabajé de mensajero de farmacia, virando concreto como ayudante de construcción, en la preparación de los muebles en una mueblería y mis ingresos me ayudaron a sostenerme en los estudios primarios>>, señaló el graduado de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras. Toño ha trabajado en contabilidad desde el 1948 y es el contador activo de más edad en Puerto Rico y quizás del mundo.


<<Trabajo más de tiempo completo, como unas 50 horas semanales y 60 en la época contributiva. Yo me levanto por costumbre de 5:30 a 6:00 de la mañana. De 7 a 7:30 a.m., ya yo estoy en mi oficina. En la época contributiva no tengo hora de salida. A veces he salido a las 10 de la noche. También guío de día y de noche toda la isla>>, indicó el energético longevo.


<<Trabajo por costumbre. No puedo dejar el trabajo porque tengo compromiso con mis clientes de muchos años y con el personal, (14 empleados), que yo quiero mantenerlo trabajando. Me gusta cumplir con ellos y continuar sirviéndoles. A veces me canso físicamente, pero nunca me canso de cumplir con mi deber. Mi trabajo me mantiene útil, productivo, sano y feliz>>, declaró el vetusto.


Toño también se ha destacado representando a Puerto Rico en cinco juegos centroamericanos, un juego panamericano y dos juegos mundiales en el juego de la pelota. El deportista se casó dos veces y levantó a sus dos hijos más tres de crianza sin sellos de alimentos, (introducidos en la isla trabajadora de Puerto Rico en 1974), ni Medicaid, (fundado en el extranjero en 1965). Además, nunca residió en vivienda pública y siempre ha vivido en Puerto Rico. Toño es otro buen ejemplo de productividad, felicidad y autosuficiencia para la nación puertorriqueña.


Luis Antonio Feliciano Limardo reflexionó: <<Soy una persona feliz porque Dios me ha dado la virtud de ser un luchador, de siempre tener un reto en mi vida y nunca perder el ánimo. Dios me ha enseñado a compartir con todos los seres humanos y en ayudar a los demás en todo lo que esté a mi alcance. Por eso, yo celebro con gratitud que Dios siempre me ha acompañado desde que nací en la Nochebuena>>. !Feliz navidad!

0 comments

Comments


bottom of page