top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Negociado de Energía aprueba aumento en la factura eléctrica de 4.7% para el trimestre de julio a septiembre

Conforme a su mandato en ley, y luego de un proceso de reconciliación transparente y abierto al público, el Negociado de Energía aprobó los factores de ajuste trimestrales por compra de combustible y compra de energía que aplicarán a la tarifa eléctrica del 1 de julio de 2024 al 30 de septiembre de 2024. Este proceso no abordó la tarifa base ni el presupuesto del sistema eléctrico. Solo versa sobre los factores de ajuste.




El resultado será un precio, para un cliente residencial promedio con un consumo de 800 kWh mensuales, de 23.779 centavos por kWh, no los 24.086 centavos solicitados originalmente por LUMA. En comparación con el actual costo de 22.72 centavos supone un ajuste para el consumidor de 4.7%.

 

El consorcio que opera el sistema eléctrico, LUMA, había solicitado un costo por kilovatio hora de 24.086 centavos. A raíz de determinadas discrepancias asociadas a la cláusula de compra de energía identificadas por el Negociado de Energía durante el proceso de evaluación, se aprobó un ajuste trimestral 1.3% por debajo del solicitado.

 

La resolución del Negociado explica que lo facturado por LUMA por concepto de compra de combustible durante el pasado trimestre estuvo por debajo del costo real por un total de $56,663,337.32. Esta cantidad se recuperará en la factura durante el trimestre que comienza a partir del 1 de julio. De igual forma, detalla que LUMA facturó $8,294,423.32 por encima por concepto de compra de energía, cantidad que le será acreditada a los clientes en la factura durante el próximo trimestre.

 

Por otro lado, para el próximo trimestre, el Negociado estimó que el costo de compra de combustible se mantendrá relativamente estable, con una reducción de poco más de un $1 millón en comparación con el trimestre anterior. El costo de compra de energía, a su vez, aumentará en casi $3 millones en este nuevo trimestre en comparación con el anterior.

 

Ante estos números, resulta evidente que el factor que mayor está contribuyendo a las fluctuaciones de precio reflejadas en la factura de los consumidores es el costo del combustible.

 

“El rol de Negociado es hacer un balance en pro del interés público. Eso implica velar que no se le pasen gastos excesivos al consumidor, pero igual significa evitar las irresponsabilidades gerenciales que llevaron a la Autoridad a la quiebra. En esta reconciliación, el Negociado evitó un aumento mayor al necesario, pero se vio en la obligación de recuperar todos los costos asociados a la compra de combustible,” explicó el presidente del Negociado, el ingeniero y también abogado Edison Avilés Deliz.

 

La próxima revisión trimestral se llevará a cabo hacia finales del mes de septiembre de 2024.

Comments


bottom of page