top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Los ponceños aún lloran y recuerdan a 38 años la Tragedia deMameyes

Por: Ricardo Ramírez

Especial para El Vigía


Ponce- Con visitas a los cementerios, familiares y amigos de las víctimas y sobrevivientes y un acto ecuménico de Recordación, organizado por las autoridades municipales, se recuerda éste sábado 7 de octubre el aniversario 38 de la Tragedia de Mameyes provocada por el derrumbe de piedra y lodo que sepultó el pobre barrio ponceño.



IIsrael Collazo, portavoz de los sobrevivientes de la tragedia ocurrida hace 38 años, provocada por el deslizamiento de terreno que enlutó al pueblo ponceño, declaró que ese recuerdo está vivo en su memoria y que aún llora a las víctimas del desastre que terminó con la vida de unas 129 personas en la fatídica madrugada del 7 de octubre de 1985 cuando se escuchó un trueno, seguido por un derrumbe de tierra que arrastró más de 300 personas.

“Hubo un trueno estruendoso, cayó un rayo y también surgió una explosión y luego el derrumbe que sepultó mi barrio Mameyes. Fui sobreviviente y tengo el recuerdo vivo en mi memoria, todavía lloro a Mameyes y perdí vecinos y amigos de la comunidad. Era gente pobre, humilde y buena y allí vivían unas mil personas”, dijo Collazo.

“Yo nací y me crie y vivía en el sector el Llano en la comunidad Mameyes, tenía 18 años y vivía solo con mi madre y sobrevivimos. Ese es un suceso que nunca se podrá olvidar y para mi allí murieron unas 200 personas en esa tragedia en la fatídica madrugada del 7 de octubre de 1985”, añadió con voz entrecortada y lágrimas en sus ojos.

Como es costumbre, sobrevivientes, familiares de las víctimas, líderes ecuménicos, funcionarios del municipio de Ponce conmemoran hoy la efeméride en un Acto Ecuménico y de Recordación de los Caídos en el Parque de la Recordación construido en el lugar del derrumbe hace más de tres décadas.

“Acudiremos para recordar a las víctimas y la comunidad en general, sobrevivientes, familiares y amigos. Estaremos presentes en el solemne acto ecuménico en memoria de los que perdieron sus vidas en la madrugada de horror y dolor”, sentenció Collazo al Vigía.

Por su parte, el experimentado y veterano periodista Wilmer González Ortiz, quien fue el primero en llegar a la escena de dolor y muerte, reveló que “vivir ese momento y esa estela de dolor, horror, muerte y estar allí no fue fácil”.

“Fuimos los primeros en relatar e informar el impacto y magnitud del desastre. Fuimos la voz de los sobrevivientes. Recuerdo que se escuchó como un trueno y un rayo que impactó el Cerro de Mameyes”, sentenció González.

“Hubo como una explosión y se escuchaban gritos de auxilio que venían del suelo en un desesperado reclamo de rescate. Yo tuve que marcharme de valor y ese fue el suceso más difícil que he cubierto como periodista, recuerdo que quedó marcado en mi memoria por siempre”, agregó González.

Decenas de frágiles residencias de madera y zinc que se construyeron en terreno poroso en la parte norte de la zona urbana ponceña quedaron reducidas a escombros en el sector. Las autoridades estimaron en unas 130 personas las fallecidas , pero siempre se ha creído que fueron más de 200 ya que muchos cuerpos quedaron sepultados bajo el enorme alud de tierra y lodo.

Mientras, tras semanas de búsqueda por rescatistas del patio y de países del exterior, por razones de salubridad, se decidió clausurar el área, y convertirla en una fosa común, donde se construyó el Parque de la Recordación.




0 comments

Komentar


bottom of page