top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

“La construcción de un sistema eléctrico más confiable” Juan Rodriguez de LUMA

Por: Juan Rodríguez Rivera, vicepresidente de programas de capital de LUMA Energy, Desde que comenzamos a operar el 1 de junio de 2021, los sobre 3,000 hombres y mujeres de LUMA han estado enfocados en progresar y construir un sistema eléctrico más confiable, resiliente, enfocado en el cliente y limpio para el pueblo de Puerto Rico. Este progreso histórico, el cual incluye mejoras cruciales del sistema eléctrico, es resultado de nuestra colaboración continua con FEMA y nuestro compromiso compartido con impulsar una cantidad récord de proyectos de reconstrucción cruciales.



En los pasados 21 meses, LUMA ha sometido 314 alcances de trabajo iniciales a FEMA, los cuales representan $8.2 mil millones en inversiones financiadas por el gobierno federal. Estas inversiones tienen como meta una sola cosa: modernizar los componentes más importantes de la infraestructura y red eléctrica. Asimismo, ya han hecho una gran diferencia en el futuro energético de Puerto Rico con la construcción de proyectos respaldados por FEMA, incluyendo nuestra Iniciativa de Alumbrado Público Comunitario (CSI, por sus siglas en inglés), de mil millones de dólares, la Iniciativa de Modernización de Subestaciones (SMI, por sus siglas en inglés) y los esfuerzos de manejo de vegetación y modernización.


Para aumentar la confiabilidad, resiliencia y seguridad pública, LUMA lanzó la CSI en junio de 2022 y ya ha reemplazado o reparado sobre 28,500 postes de alumbrado en 12 municipios. Hay más trabajos planificados en comunidades adicionales a lo largo de los próximos meses y años, como parte de la CSI, incluyendo a Mayagüez, Ponce y Cayey. Una vez finalizado, este proyecto habrá reemplazado sobre 300,000 postes de alumbrado en los 78 municipios, lo que ayudará a iluminar las comunidades y vecindarios, reducirá la contaminación lumínica y aumentará la seguridad pública en todo Puerto Rico.


En relación con la SMI, modernizaremos subestaciones en toda la isla para distribuir la energía de forma más eficiente y segura. También, se les dio inicio a los trabajos de construcción en la subestación de Manatí a finales del año pasado, y ya comenzamos, o estamos a punto de comenzar, a llevar a cabo reparaciones en subestaciones clave en Aguirre, Trujillo Alto, Cataño, Sabana Llana, Isabela y Monacillo. Gracias a la SMI, reemplazaremos equipos y, en muchos casos, rediseñaremos los sistemas para aumentar la confiabilidad y resiliencia contra tormentas y otros desastres naturales.


Además de los esfuerzos continuos de la CSI y SMI, LUMA y FEMA se están enfocando en una de las amenazas más comunes y serias contra la confiabilidad diaria: la vegetación fuera de control. Con el fin de aumentar la confiabilidad, hemos ampliado nuestros esfuerzos de manejo de vegetación para eliminar la maleza, la cual interfiere directamente o pone en peligro la confiabilidad operacional de las líneas eléctricas y otros elementos importantes de la infraestructura eléctrica de Puerto Rico. Este gran esfuerzo aborda años de abandono y será vital para aumentar la confiabilidad de la red eléctrica en todos los rincones de la isla.


Por último, para transformar la red eléctrica y brindar un servicio más confiable a largo plazo, LUMA, con el apoyo de FEMA, está adoptando tecnología y soluciones innovadoras. Por ejemplo, estamos fomentando el desarrollo de microrredes para proporcionar generación de energía renovable a comunidades individuales a gran escala, y estamos instalando aparatos para automatizar la red y así identificar las interrupciones y restablecer el servicio rápidamente. Estos son solo algunos ejemplos de cómo el apoyo de FEMA está ayudando a LUMA a implementar tecnologías avanzadas que incrementarán la energía limpia e identificarán y reducirán el impacto de las interrupciones de servicio cuando ocurran.


Sin importar dónde se encuentren nuestros clientes, estos trabajos financiados por FEMA transformarán toda la red eléctrica. Durante los próximos meses y años, estas mejoras, las cuales debieron haberse llevado a cabo hace mucho tiempo, harán una diferencia real y duradera en el sistema eléctrico. Sobre todo, este progreso histórico y la colaboración con FEMA están ayudándonos a construir lo que el pueblo de Puerto Rico ha esperado por mucho tiempo: una red eléctrica de primera clase para esta generación y la próxima.

Comments


bottom of page