top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Gobernador Pierluisi anuncia $16 millones en asistencia para el pago de energía para familias de ingresos bajos

También los beneficiarios del TANF recibirán una ayuda automática




 

(8 de abril de 2024) El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, junto a la secretaria del Departamento de la Familia, Ciení Rodríguez Troche y el administrador de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), Alberto Fradera, anunció que las familias de bajos ingresos que hayan tenido problemas con el pago del servicio de energía eléctrica – y tengan aviso de suspensión- podrán solicitar hasta $1,000 para el pago de la deuda. Dicha asistencia es parte del Programa de Ayuda de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (en inglés, Low Income Home Energy Assistance Programa - LIHEAP) que administra el Departamento de la Familia, a través de ADSEF. Igualmente, el primer ejecutivo informó que los beneficiarios del programa de Ayuda Temporal para Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés), recibirán una ayuda automática para el pago del servicio de energía.

 

Para la ayuda a familias que tengan atrasos y aviso de suspensión del servicio de energía eléctrica se asignaron $13 millones, mientras que para el programa a beneficiarios del TANF se destinaron $3 millones.

 

“En los momentos de necesidad, es fundamental que el gobierno esté presente, brindando apoyo y solidaridad a quienes más lo necesitan. Para ayudar a nuestras familias con el pago del servicio eléctrico, desde hoy mismo damos inicio al proceso de solicitudes para el Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Recursos. Esta ayuda estará disponible a partir de hoy hasta el 30 de septiembre de este año, y se otorga una vez por año fiscal a las familias que cualifiquen. Este Programa cuenta con una asignación de $16 millones disponibles para el subsidio, que está dirigido únicamente para el pago de la energía eléctrica del hogar o la familia solicitante”, indicó el gobernador.

 

El Programa de Ayuda para Energía para Hogares de Bajos Ingresos, provee ayuda para satisfacer necesidades inmediatas de energía, a familias que viven bajo el 150 por ciento del nivel de pobreza establecido por la Administración de Niños y Familias (ACF por sus siglas en inglés), agencia federal que otorga los fondos.

 

“La mera posibilidad de una desconexión del servicio eléctrico genera gran ansiedad, sobre todo para aquellas personas que viven en condición de vulnerabilidad. Programas como este nos permiten apoyar a ese grupo de personas, siendo la mayoría adultos mayores que viven en condiciones de pobreza, aliviando así su carga. Exhortamos a todo el que haya recibido un aviso de desconexión y no tenga los medios para cubrirlo, que acceda a la plataforma; sin embargo, es importante recalcar que este beneficio se otorga una vez al año y el pago se efectúa mediante transferencia electrónica a la cuenta del individuo con LUMA Energy”, explicó la secretaria de la Familia.

 

Por su parte, el administrador de la ADSEF, hizo un llamado a que, “las personas accedan a pr.gov para solicitar, ya que es un trámite de fácil acceso. En el portal está el detalle de los requisitos y documentos requeridos. El ciudadano escoge su fecha para la cita virtual y un técnico le asistirá con su trámite, mediante llamada telefónica, sin necesidad de visitar una oficina gubernamental. De no tener acceso a la plataforma digital, el ciudadano podrá solicitar llamando al 3-1-1 o visitando la oficina local del Departamento de la Familia de su municipio”.


Entre los documentos que se deben presentar está la identificación con foto, factura reciente de energía, el aviso de suspensión y evidencia de ingresos.  En el caso de los beneficiarios del TANF, no es necesario hacer ningún tipo de gestión o solicitud, pues el pago se recibirá de manera automática.

 

“Como resultado de esfuerzos que lideré durante mis años en el Congreso, Puerto Rico recibe el máximo de fondos que permite la ley. Aunque no es paridad con los estados, antes se recibían menos de $4 millones y en el 2013 se triplicó la asignación a nuestra Isla, la cual ha continuado aumentando para atender las necesidades de los ciudadanos americanos de nuestra Isla. El compromiso de mi administración con el bienestar de nuestra gente es incuestionable. Y seguiremos enfocándonos en la creación de políticas públicas que promuevan la equidad, la inclusión y el desarrollo sostenible para todos y todas en Puerto Rico”, concluyó el primer ejecutivo.

0 comments

Comments


bottom of page