top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

El León Simba de Ponce

Por Héctor Díaz Salichs - Si le preguntamos a la generación de los 80 te dirán que el León de la Secretaría de Deportes de Ponce murió y es el que está disecado en el edificio de dicha institución deportiva. Otros inclusive; te dirán que a Ponce vino un circo y un león se escapó y el municipio de Ponce lo adoptó y si seguimos preguntando surgirán mil historias más.



Realmente la historia es otra, muchos siempre darán su versión. Tenemos que trasportarnos en el tiempo y hablar un poco de historia. Muchos quizás se acuerdan del Zoológico de Mayagüez o del Parque de las Ciencias Luis A. Ferré en Bayamón donde entre sus ofertas recreativas encontraras animales ¨Salvajes¨ con el respeto de ellos porque el humano ha demostrado a través de sus acciones que es más salvaje que los mismos animales.


Mucho antes de inaugurado el Zoológico de Mayagüez en el 1964 hubo un pequeño zoológico localizado en el Parque Luis Muñoz Rivera en Puerta de Tierra donde tenían diferentes animales allá para los años 50.

También hubo un pequeño zoológico de estudio e investigación en la Isla de Magueyes, la isla más grande de la Reserva Natural de la Parquera en el pueblo de Lajas. El Dr. Juan A. Rivero sería la persona quien fundara el Instituto de Biología Marina que posteriormente se convertiría en el Departamento de Ciencias Marinas de la Universidad de Puerto Rico en que inició operaciones en la isla de Magueyes del Municipio de Lajas. Luego en el año 1964 esta iniciativa se trasladó desde la Isla de Magueyes a Mayagüez, a una finca de 90 cuerdas en el barrio Miradero, llamándole el Zoológico de Mayagüez o Zoológico de Puerto Rico. Esto luego de que el doctor Juan A. Rivero se ocupara de salvar a los animales que quedaron sin amparo, en reconocimiento a su gran labor el Zoológico llevaría su nombre. Hemos comenzado esta historia básicamente por el final para poder entender el principio.


En la década del 60 y 70 varias iniciativas se darían para ofrecerle a grandes y a chicos alternativas recreativas integrando parques de diversiones y pequeños zoológicos. Quizás la inauguración del Disney Word en la Florida sería una de las causas por qué en Puerto Rico varios inversionistas apostaron a esta oferta novel de parques temáticos. Safari Park sería una de esas nuevas ofertas recreativas ubicada en Vega Alta en la carretera 2 kilómetro 26.7. En mi carácter personal no tuve la oportunidad de visitarlo, escuchando a varias personas era un lugar que realmente no tenía que envidiarle nada a otras atracciones a nivel local ni de la cuenca del caribe. Animales, lagos, machinas, montaña rusa eran parte de su oferta. Ya para los años 80 el parque temático no tenía ingresos para mantener a los animales, lo que en su mayoría pasarían más adelante al Parque de las Ciencias en Bayamón. Igual suerte correría el también famoso Monoloro, creado por el empresario don Tommy Muñiz en el barrio Barrazas de Carolina donde la actuación especial sería el chimpancé Yuyo.

La Lic. Gladys Tormes, directora del Archivo Histórico de Ponce nos comentaría la siguiente historia ¨Sería el año 1982 cuando conseguí el León. Yo era amiga de Nilda Pérez de Freyre que nos conocíamos de diferentes actividades cívicas y sociales de Ponce. Un día fuimos al Área Metropolitana donde compartimos con su hermana Ileana y su esposo Pucho Geiger en su hogar. Pucho era uno de los dueños de Safari Park en Vega Alta. Comenzamos a hablar de diferentes temas y le comentaría que me gustaría conseguir un León. Él me dijo ¿para qué tú quieres un León? Yo le contesté que Ponce necesitaba un león vivo como mascota. ---

El comenzaría a hablarme del comportamiento de los leones y que cuando las leonas tienen sus cachorros en ocasiones los zoológicos los sacrifican porque no era costo efectivo debido al alto costo de su alimentación. Seguimos hablando y me comentó que había una leona que estaba preñada y que la situación económica que estaba pasando el Safari Park probamente teníamos que deshacernos de los animales. A los pocos días hablé con el Sr. Rafael Serrano, director de la Secretaría de Recreación y Deportes del Municipio de Ponce y le comenté que cuando pariera la leona me iban a regalar un león. De inmediato le gustó la idea. El me brindó trasportación para buscar el león y lo trajimos a Ponce. Rafy se comprometió en hacerle una jaula en la Secretaría de Deportes. Yo me lo llevé para mi casa en Villa del Carmen, allí en el patio comencé a criarlo. Muchos hablaban del león, pero esos primeros años yo me encargaba de todo. En ocasiones Nilda Pérez de Freyre me regalaba una caja de leche. Yo le daba la leche en un biberón grande y la carne tenía que ser hervida sin sal. Compraba las carnes en Villariño donde me guardaban las carnes que ya no le vendían al público y la guardaba en un freezer que tenía en mi hogar. También le mezclaba la leche con carne en el biberón. En ocasiones le llevaba el león a la casa del nieto de Nilda donde ellos lo cuidaban por varias horas o días. No me gustaba que saliera mucho porque aprendía otros comportamientos y venia desorientado, continúa Tormes González.

--- Él dormía conmigo hasta que tenía dos años, pero ya casi no cabía en la cama y respiraba muy fuerte y no me dejaba dormir. Cuando cumplió tres años tuve que sacarlo fuera de la casa y lo dejaba en el patio donde tenía gomas de autos que jugaba con ellas. Además, tenía un cobertizo donde dormía junto a tres perras y una pata que también yo criaba. ---

--- La pata lo picoteaba por la oreja y él se dejaba. Lo tenía con una cadena larga pero luego tuve que ponerle la cadena más corta ya que un día me brincó la verja. En una ocasión vino una persona a mi casa y el León le arañó el pantalón. Llamaron a la policía, pero yo tenía un permiso del Departamento de Agricultura para tenerlo. Lo bañaba semanalmente y el disfrutaba con el agua. Detrás de mi casa había un gran terreno donde yo lo sacaba y el corría a los muchachos que tenían los four track. El corría detrás de ellos haciendo sus peripecias y seguía jugando con ellos. Yo le tenía el biberón y venía a tomar agua bien fatigado casi hablaba conmigo. Yo de cariño le decía ¨papote¨ y el me pasaba la lengua por toda mi cara. ---

---Yo le puse el nombre de Simba Cambumbia pero Rafy Serrano le puso Campeón cuando este se fue para la Secretaría de Deportes. El nombre lo saqué de una película que yo había visto llamada ¨Born Free¨ que trataba de una joven que crió una leona y se llamaba Simba que en africano significa León. Una veterinaria que trabajaba con el veterinario Ico Zayas sería la que le sacó las garras de al frente. ---

--- Le gustaban mucho los huesos nunca le di carne cruda, estuvo bien alimentada del 1982 hasta el 1985 cuando yo era la encargada de él. Par de meses después de cumplir sus tres años lo llevamos al Charles H. Terry de Ponce en el área del bosque central. Allí le hicieron una jaula, pero era muy pequeña para él, estuvo allí hasta que en la Secretaría hacen la jaula con doble verja. ---

---Luego se lo llevaron a la jaula de la SecretarÍa. Allí yo seguía bañándolo y le daba comida. Rafy consiguió que la Empresa To- Ricos donara las carnes y allí en Secretaría se guardaban en un freezer. Cuando pasaban las motoras frente a la escuela vocacional y las escuchaba caminaba de lado a lado buscando las motoras. Cuando cambió la administración del municipio no me permitieron bañarlo ni darle la comida, ya que el León pertenecía al Municipio. Pusieron un individuo que no sabía atender a Simba y le daban cualquier comida y el león comenzaría a enfermarse. Llamaban al veterinario de Mayagüez y este decía que el problema era que no lo estaban alimentando correctamente. Cuando yo iba a verlo me miraba mal, comenzó a cambiar su actitud. Yo salía llorando, viendo que Simba ya no era el mismo que dormía conmigo. Finalmente, se lo llevaron para Mayagüez donde lo colocaron en una jaula de 4 x 5. Varias veces fui a Mayagüez y me identificaba como la persona que lo había criado y me decían que yo no estaba autorizada a verlo. Nunca más supe de Simba. Aunque unos dicen que murió otros que sería vendido a unas personas en los Estados Unidos. Realmente hay que saber que pasó con Simba ya que es parte de la historia de Ponce. --- comentó emocionada doña Gladys Tormes, administradora del Archivo Histórico de Ponce.

También entrevistamos al Sr. Víctor Cardona, hijo que lo conocemos desde que es un adolescente allá para el año 1975. Donde sus padres son Víctor Cardona y Nilda González quienes vivían en la calle 7 de la Urb. Jardines Fagot en Ponce.

La señora madre de Víctor Cardona Jr. conocida como ¨Picha¨ era hija de don Luis E. Freyre y doña Nilda Pérez dueños de la emisora Radio Wiso, uno de los iconos de la radio ponceña. Mencionamos todos estos hechos por que la hermana de doña Nilda Pérez de Freire; Ileana cuyo esposo fue Pucho Geiger, uno de los dueños del Safari Park.

---Un día escuché a mi abuela hablar que Ponce iba a tener un León vivo pero que era un cachorro que había nacido en el Safari Park. En varias ocasiones tuvimos la oportunidad de tenerlo en mi casa por varios días. Era como tener un gatito grande. Dormía en mi cuarto y se acostaba conmigo. Cogía las muñecas de mi hermana Nildita y las destruía, pero era jugando. Por seguridad los veterinarios le cortaron las garras de al frente. En ocasiones venía una guagua de To- Ricos y nos daba varias libras de pollo. La carne había que dársela hervida según nos dijo doña Gladys Tormes. Era bien juguetón cuando mi padre llegaba él estaba sentado en el sillón del viejo. --- Víctor Cardona.

---Este lo regañaba entonces se bajaba, lo miraba y le rugía. En la Urbanización Jardines Fagot teníamos un vecino que tenía un nene como de 3 a 4 años ¨rubito¨. El nene salía a la acera y el león se ponía como loco con el nene. Recuerda que era un cachorro juguetón. Un día Simba se salió y el nene estaba en la acera y Simba solo le puso las dos patas en el pechito al nene, realmente estaba jugando porque lo tumbó y lo comenzó a lamer. Ya tú sabes la gritería del nene y a los pocos días se llevaron el cachorro. Gracias a Dios que no pasó nada serio y que los vecinos entendieron la situación. Cuando llegó el viejo nos daría un ultimátum por el León. Cuando finalmente se lo llevaron a la jaula de la Secretaría se veía triste y aunque la jaula era grande el león necesitaba un espacio más grande. Cada vez que iba me dolía más verlo allí hasta que se lo llevaron al Zoológico de Mayagüez, nunca más supe de él. Un día fui al Zoológico y pregunté por él y me dijeron que se lo habían vendido a unas personas de los Estados Unidos. ---recuerda Víctor Cardona, Jr.

Existen decenas de historias detrás del león, ejemplo cuando este estuvo en el Charles H. Terry de noche se escuchaban los rugidos en la Urb. Ext La Alhambra de Ponce.

---Mi papá me decía que me portara bien porque si no llegaría el león hasta aquí. En otras ocasiones cuando rugía mi padre nos decía a dormir que el león se escapó. ---Marisol Marcaró.

Dicen que cuando el león estuvo en el Charles H. Terry los empleados se sorteaban ir a esa área. --- Edwin Pacheco, empleado de la Secretaría, ex pelotero y vecino del área. Cuando el león Simba estaba en la SecretarÍa venían los estudiantes de la Newman, Vocacional y Dr. Pila a molestarlo, uno loco que el león le arrancara un brazo a uno para que no lo molestaran , el empleado que no quiso que pusiéramos su nombre.

Finalmente, la Lic. Gladys Tormes, directora del Archivo Histórico de Ponce nos comenta el siguiente dato para aclarar información errónea. El león disecado que se encuentra en el Lobby de la Secretaría era el León que en su momento estuvo vivo en el pequeño zoológico que había en el Parque Luis Muñoz Rivera de Puerta de Tierra. Allí quedaban el león y el cocodrilo disecados que estaban en un almacén casi para irse para el vertedero. El Secretario de Deportes de Puerto Rico de aquel entonces José ¨ Joe¨ Barbosa le dijo a Rafy Serrano que si le interesaba el león disecado para colocarlo en Ponce. Obviamente Serrano Segarra dijo que sí…. lo que prevalece hasta el día de hoy.

Commenti


bottom of page