top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Cuando se va la luz nos oscurece a todos

AJAEE sostiene que el servicio de electricidad no debe ser privatizado para su explotación como cualquier mercancía para la venta



(30 de agosto de 2023, San Juan) - Desde el 2021, año en que LUMA ENERGY empezó a administrar el sistema energético de Puerto Rico, el promedio de duración ha llegado a un promedio de 1.268 minutos anuales, Mientras que previo a la llegada de la empresa, el tiempo era de 1.243 minutos, lo que supone un alza de 25 minutos, según lo revelaron varios expertos, pero en especial, Jonathan Castillo Polanco, un profesor experto en salud ambiental y cambio climático. Para analizar dónde estamos y cómo llegamos a este punto, La Ruta de la Verdad y Mujeres Contra LUMA celebraron el Foro: Privatización de la Energía, ¿ahora qué?, donde surgieron respuestas a muchas interrogantes. Johnny Rodríguez Ortiz, presidente de la Asociación de Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AJAEE), dijo que la entidad auspició este foro y suscribió las expresiones de sus organizadores porque el "pueblo debe estar bien informado para que puedan unirse en la lucha y denunciar las vicisitudes que padecen debido al mal servicio de energía desde que se privatizó el sistema de energía con LUMA Energy y Genera Puerto Rico". A su vez, el presidente de AJAEE sostuvo que “el servicio de electricidad debe ofrecerlo el gobierno como uno esencial. No debe ser privatizado para su explotación como cualquier mercancía para la venta”. En tanto, el Lcdo. Rolando Emmanuelli Jiménez expresó que “dada la emergencia y el sufrimiento que atraviesa nuestro pueblo, creemos que es fundamental que LUMA ENERGY de una respuesta inmediata a todo Puerto Rico”. Por su parte, el expresidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ricardo Santos Ramos, sostiene su denuncia de que “el abandono del mantenimiento de las instalaciones de generación de energía eléctrica responde a una acción deliberada del Gobierno para convencer de la necesidad de la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). El hecho es que desde que la privatizadora LUMA Energy asumió el control de la transmisión y distribución desde el 1 de junio del 2021, cada día son más los abonados que en muchos sectores no tienen el servicio por horas y hasta por días”. Mientras Jocelyn Velázquez Rodríguez, del colectivo Se Acabaron las Promesas, aseguró: “Por casi cualquier medida, Puerto Rico tiene el sistema eléctrico de peor rendimiento en Estados Unidos. Hace más de un año advertimos que el contrato con LUMA desataría una terrible crisis social, económica y política. Actualmente, los apagones son el pan de cada día”. “En la isla, miles de familias han optado por implementar en sus casas sistemas de paneles solares con baterías. Pero esto plantea un problema de desigualdad, porque las comunidades pobres, que no tienen la capacidad económica para adquirirlos, siguen conectados a la red deficiente. Como siempre, son los más necesitados quienes pagan el precio de la corrupción del gobierno y las grandes corporaciones”, complementó Velázquez Rodríguez. Santos Ramos relató que “cuando ocurrió la privatización, ante un posible cambio en su salario y beneficios marginales, cerca de 3.000 de trabajadores de la empresa pública fueron transferidos a otras áreas del gobierno. Conocer el sistema de energía de Puerto Rico toma años de experiencia. Todo este conocimiento ahora está en otras áreas”. Mientras, el Lcdo. Emmanuelli Jiménez afirmó que “si bien la crisis tiene su origen hace décadas, en los últimos tres años ha sido común que los hospitales de Puerto Rico se queden sin energía por horas, que los enfermos que dependen de maquinaria médica recurran a generadores y que los niños estudien con linternas en la oscuridad de la noche. El proceso de reconstrucción será el principal reto que tendrá Puerto Rico de cara al futuro, cuando invierta el dinero asignado por el gobierno de Estados Unidos”. De los $10.000 millones asignados por el Congreso solo se han utilizado unos $40 millones, por las imposiciones burocráticas de las agencias estadounidenses, y la gestión de Luma Energy, indicó Santos Ramos. Cuando la energía se va nos oscurece a todos, fue el lema final de cierre del foro: Privatización de la Energía, ¿ahora qué?

0 comments
bottom of page