top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Crisis con adultos mayores abandonados requiere atención urgente de Gobernador, reclaman Alcaldes

El presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, Luis Javier Hernández Ortiz, reaccionó a los datos más recientes del Departamento de la Familia (DF), con relación a las 529 querellas recibidas de adultos abandonados en hospitales de Puerto Rico. “Más allá de la preocupación, hay que moverse a la acción. Durante los pasados años nosotros los municipios asociados hemos registrado un alza en los pedidos de la ciudadanía para amas de llaves y aún con las limitaciones presupuestarias que tenemos, estamos aportando con soluciones”.



El también alcalde de Villalba señaló que el gobernador Pedro Pierluisi debe pronunciarse al respecto, en vista de que actualmente el DF no tiene una dirección en propiedad desde el 27 de diciembre del 2022, cuando renunció Carmen Ana González Magaz. En estos momentos la secretaria interina es Ciení Rodríguez. “Una de nuestra propuesta es hacer esfuerzos en la capital federal para lograr revisar las asignaciones confirmes a la realidad social y demográfica. Los números están ahí, si el DF recibió 285 casos de adultos mayores abandonados en hospitales, y en los primeros dos meses de este año van por 529. Ciertamente ya existe la Ley 121 de 2019 que tipifica como delito el abandono de adultos mayores, ¿está el Departamento de la Familia aplicando esa medida?”, cuestionó el Alcalde.


Villalba ya tiene en construcción un nuevo Centro de Personas de la Tercera Edad con una inversión cercana a los $6 millones, “y precisamente hoy comenzamos un sistema de transporte público gratuito que conectará toda la ciudad, lo que resultará de gran beneficio para esta población”, señaló el Alcalde, quien confirmó además que los pedidos de amas de llave se han duplicado entre la población de dicho municipio.


En el caso particular de Coamo, el alcalde Juan Carlos García Padilla señaló que “la realidad que estamos viendo es que el Departamento de la Familia no tiene un plan específico para tratar esta situación, que es complicada y requiere estrategia, organización, ejecución y medición de resultados. Esa es la realidad”. Coamo es la única ciudad certificada por la entidad sin fines de lucro AARP y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como Ciudad Amigable con el Adulto Mayor. En la ciudad de San Blas, ese sector actualmente abarca un 26% de sus residentes y, se espera que en las próximas dos décadas alcance el 35%. Esto, dentro de una población estimada en 37,000 habitantes.


Otros municipios también están haciendo su parte, como Loíza, donde ya 700 residentes se han capacitado en temas de demencia, como parte de los trabajos que realiza el municipio para atender a una población cada vez más envejecida y con una alta prevalencia de enfermedades de salud mental. “Ya Loíza está certificado bajo el concepto “Dementia Friends”, ofrecido por la Asociación de Alzheimer de Puerto Rico y Triple-S. Agradecemos profundamente a estas dos entidades que nos han ayudado a capacitar a empleados municipales, comerciantes, líderes comunitarios y religiosos. La aseguradora comenzó en el 2021 un esfuerzo para mejorar la calidad de vida de las personas con demencia mediante la educación de diversos grupos en las comunidades. Loíza tiene 30,060 residentes, según el Censo del 2020, y de ese grupo, el 21.6% tiene 65 años o más y el 47.2% vive bajo los niveles de pobreza.


En Guayama, el alcalde O’brain Vázquez Molina, quien antes de ser primer ejecutivo dirigió las oficinas de Servicios al Ciudadano y Base de Fe en dicho municipio, conoce de primera mano la situación y recientemente anunció la creación de un centro especializado de servicios de trabajo social, nutrición, y recreación, entre otros, para mayores de 62 años. El proyecto ya está en su fase de diseño. “La población de la tercera edad es una de las más vulnerables de nuestro pueblo, y como en el resto de Puerto Rico, dicha población está en aumento y nosotros tomamos acción”, señaló. El proyecto guayamés tiene una inversión estimada en $2.3 millones.


“Cada uno de nuestros municipios atiende las realidades de sus poblaciones de manera particular, pero le corresponde al gobierno central atender esta situación de manera adecuada. Naturalmente todos nuestros municipios estamos en la mejor disposición de trabajar la situación de manera conjunta, pero cada cual debe asumir su responsabilidad”, finalizó Hernández Ortiz.

Comments


bottom of page