top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Correo celebra la Semana Nacional para la Concientización sobre Mordeduras de Perro

La Semana Nacional de Concientización sobre Mordeduras de Perro comienza el 5 de junio


WASHINGTON, 2 de junio de 2022 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Más de 5,400 empleados del servicio postal fueron atacados por perros en los Estados Unidos en 2021. Desde mordiscos hasta ataques feroces, el comportamiento agresivo de los perros supone una grave amenaza para los empleados del servicio postal y el público. Para destacar la magnitud de este grave problema, el Servicio Postal de los Estados Unidos ofrece información sobre lo que debe y no debe hacer un dueño responsable de perros como parte de su campaña anual de servicio público de la Semana Nacional para la Concientización sobre Mordeduras de Perro. La campaña se llevará a cabo desde el domingo 5 de junio hasta el sábado 11 de junio. El tema de este año es «El USPS brinda sus servicios a Estados Unidos — bríndenos su apoyo sujetando a su perro» («The USPS Delivers for America — Deliver for Us by Restraining Your Dog»). Difunda las noticias de la campaña utilizando el hashtag #dogbiteawareness «Cada año, miles de empleados del servicio postal son atacados por perros mientras reparten el correo de los Estados Unidos. Y si bien proteger a su familia y a su hogar es el instinto natural de un perro, les pedimos a todos los clientes que actúen de forma responsable tomando precauciones de seguridad con sus perros mientras se entrega el correo», señaló Leeann Theriault, gerente de Concientización sobre salud y seguridad de los empleados de USPS. «Cuando un funcionario del correo llegue a su residencia, mantenga al perro dentro de la casa y lejos de la puerta —o detrás de una cerca con correa— para evitar un ataque». Ser un propietario responsable de una mascota Las personas que tienen perros amigables suelen esperar una reacción amistosa de parte de otros perros. Sin embargo, incluso los perros amigables muerden, dependiendo de las circunstancias. Los perros son principalmente de carácter territorial y protegen a sus propietarios y sus bienes. La defensa de su territorio a veces implica atacar —y posiblemente morder— al cartero. Los dueños son los responsables de controlar a sus perros. La mejor forma de mantener a todos a salvo de las mordidas de perro es reconocer y promover la propiedad responsable de mascotas. La mayoría de las personas sabe a qué hora aproximadamente llega su cartero cada día. Asegurar al perro antes de que el funcionario se acerque a la propiedad reducirá cualquier interacción entre el animal y el repartidor. Cuando un cartero llegue a su hogar, mantenga a los perros:

  • Dentro de la casa o detrás de una cerca;

  • Lejos de la puerta o en otra habitación; o

  • Con correa.

Los propietarios de mascotas también deben recordarles a sus hijos que no deben recibir el correo directamente del cartero, ya que el perro puede considerar al funcionario como una amenaza. Informed Delivery es una herramienta útil para los clientes que tienen perros. Es un servicio gratuito que les ofrece a los clientes una vista digital previa del correo y los paquetes que están programados para entrega, a fin de que puedan tomar precauciones y asegurar a su perro cuando estos se entreguen en la puerta. Regístrese en informeddelivery.usps.com. «En el Servicio Postal tomamos la seguridad de nuestros empleados tan en serio como nuestro compromiso de entregar el correo de los Estados Unidos. Cada año, casi 6,000 empleados son atacados por perros mientras se encuentran en ruta», señaló Linda DeCarlo, directora sénior de Salud y Seguridad Ocupacional de USPS. «Por favor, ayúdenos siendo propietarios responsables y asegúrese de que sus perros estén resguardados cuando nuestro repartidor llegue a su buzón de correo». Las víctimas El año pasado, muchos ataques denunciados por funcionarios fueron protagonizados por perros cuyos propietarios afirmaban habitualmente: «Mi perro no muerde». Las mordeduras de perro son totalmente evitables. Una mordedura ya es demasiado. Estar atento a la hora de la entrega Los funcionarios del servicio postal están entrenados para observar una zona en la que puede haber perros. Se les enseña a estar alerta ante condiciones potencialmente peligrosas y a respetar el territorio de un perro. Los carteros están capacitados para:

  • No sorprender a un perro.

  • Mantener la vista en el perro.

  • Nunca dar por sentado que un perro no va a morder.

  • Hacer algo de ruido o agitar una cerca para alertar al perro si entra en un patio.

  • Nunca intentar acariciar ni alimentar a un perro.

  • Colocar el pie contra una puerta abatible hacia afuera.

Si un perro ataca, los funcionarios también reciben formación para mantenerse firmes y proteger su cuerpo colocando algo entre ellos y el perro —como su bolso de correo— y usar repelente de perros, si fuera necesario. Pese a que los funcionarios del servicio postal les piden a los clientes que controlen a sus perros, lamentablemente las mordeduras siguen ocurriendo, lo que puede provocar lesiones a nuestros repartidores y costosos gastos médicos para los dueños de los perros. Preste atención a las mejores prácticas ya mencionadas para ayudar a detener las mordeduras y proteger a su cartero. «Hace poco fui mordido por un perro en mi pierna y mi bolso me ayudó a escudarme», comentó Francisco Juarez, un funcionario del servicio postal que entrega en Houston. «El sonido de un perro ladrando mientras estoy en mi ruta me pone en estado de alerta y trato de estar listo para protegerme». Juarez reconoce la importancia de la formación en materia seguridad que ha recibido como cartero para protegerse de los ataques de perros mientras entrega el correo. Pese a seguir con diligencia los protocolos de seguridad ante las mordeduras de perro mientras estaba en su ruta, igual fue atacado por uno. Los carteros efectivamente disponen de herramientas que les advierten de la presencia de perros cuando están en ruta. Hay una herramienta de alerta canina en sus escáneres portátiles que les advierte de un posible peligro de esta índole y utilizan tarjetas de advertencia de perro cuando clasifican su correo para sus rutas, a modo de recordatorio de que un perro que puede interferir en la entrega. Por último, cuando un repartidor se siente inseguro, el servicio de correo podría detenerse, no solo para el dueño del perro sino para todo el vecindario. Cuando se detiene el servicio postal, el correo debe recogerse en la Oficina Postal. El servicio no se restablece hasta que el perro está correctamente sujeto.

0 comments
bottom of page