top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

Consideran urgente incorporación de SEGUNDA VUELTA electoral para garantizar legitimidad en futuras

Expertos en derecho compartieron en vista pública análisis sobre la viabilidad de implementar

estos mecanismos en Puerto Rico



(San Juan, Puerto Rico-18 de enero de 2022) El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá y

los profesores de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto

Rico, Jorge M. Farinacci Fernós y Julio E. Fontanet Maldonado coincidieron hoy en

vista pública que es necesario enmendar la Constitución de Puerto Rico para añadir la

segunda vuelta como modelo electoral y garantizar que sea electo aquel candidato que

obtenga más del 50 por ciento de los votos emitidos.


Actualmente, las elecciones en la isla operan bajo el modelo de pluralidad o mayoría

simple, establecido en el Artículo VI, sección 4 de la Constitución, donde los cargos de

elección popular se otorgan a la persona que más votos saque en una determinada

elección.


“Si no modificamos esta norma pronto, cada día está más cerca el momento en el cual

tendremos un gobernador electo con menos del 30 por ciento del apoyo del electorado.

Eso hará más profunda la crisis de gobernanza que ya vivimos y va a deslegitimar el

poder del gobernador para ejercer su mandato”, argumentó Acevedo Vilá durante la

vista convocada por la Comisión de Derecho Constitucional, presidida por el

representante José “Conny” Varela.


Acevedo Vilá aseguró que el modelo de mayoría simple funcionó en Puerto Rico hasta

el 2016, pues la isla operaba bajo un sistema de un partido dominante o bipartita. “En

1968 comienza una era de verdadero bipartidismo, que duró, aparentemente, hasta el

2020”, indicó.


El exgobernante explicó que en el 2012 votaron por Alejandro García Padilla, 896,060

personas, mientras que en el 2020 votaron por Pedro Pierluisi 427,016 electores. “La

diferencia en votos entre ambos ganadores fue de 469,016, una reducción de 52 por

ciento del electorado en solo ocho años”.


“Nuestra crisis democrática es evidente: una baja dramática en la participación electoral

con una reducción dramática en el apoyo que necesita un candidato para ganar.

Encima de esto, nuestro sistema constitucional de mayoría simple para gobernar está

diseñado y funciona en un modelo político-bipartita, y eso, como vimos, colapsó en el

ciclo electoral pasado”, argumentó.


Al mismo tiempo, Acevedo Vilá sugirió que no existe la necesidad de limitar la

constitución a un solo modelo, entiéndase la segunda vuelta o el voto preferencial, sino

que puede establecerse en la carta magna que solo se declarará electo aquel

candidato que obtenga más del cincuenta por ciento de los votos emitidos para dicha

elección.


Por su parte, Farinacci Fernós argumentó que las Resoluciones Concurrentes de la

Cámara 12 y 30, atendidas en la vista pública, son válidas constitucionalmente.

Destacó que ambas resoluciones “pretenden iniciar un proceso de democratización del

sistema electoral puertorriqueño, de forma que, como regla general, una persona no

pueda acceder a un cargo electivo con una cantidad ínfima de votos. Por el contrario,

será necesario obtener, al menos, más de la mitad de los votos emitidos en una

elección”.


Por otro lado, el profesor Fontanet Maldonado insistió que “es necesario que un

gobernador o gobernadora cuente con el voto de la mayoría de los electores que

participen en la elección y de un mecanismo electoral que fomente la participación

ciudadana en los asuntos públicos. La segunda vuelta es la única forma de asegurarlo”.


El representante Varela agradeció la colaboración de los juristas presentes y sostuvo

que “estamos trabajando para lograr una medida que responda a un consenso sobre el

tema a nivel de las distintas delegaciones. Este es un tema crucial para nuestra

democracia, por lo que es necesario continuar esta discusión, de modo que podamos

someter una propuesta al pueblo prontamente”.

0 comments

Comments


bottom of page