top of page
  • Writer's pictureEl Vigia

¿ANTIPOLÍTICO? ¡ERES POLÍTICA!

¿Recuerdas cómo eran las campañas políticas hace cuarenta años atrás? ¿Disfrutabas la política partidista? Hace unas cuantas décadas se decía que la política formaba parte o era muy similar a los deportes en Puerto Rico. La algarabía en las caravanas, el representar a la isla honrada y dignamente, los mensajes de altura de los candidatos, las visitas a pie por las comunidades era muy característico de la política de aquellos tiempos.

Recuerdo a mi padre tararear el "jingle" político "Jalda Arriba va cantando el popular" y el famoso "yo tengo muy poquitos años no puedo votar esta vez pero mi papito y mamita los dos votaran por Ferrer".

En la actualidad, gran parte de los y las isleñas al escuchar la palabra política les aflora un sentimiento de rechazo, enojo, desconfianza y apatía. No es para menos, luego de ser testigos a través de la prensa de los actos de corrupción de algunos políticos, la falta de empatía hacia las necesidades de las personas y grupos más desaventajados, el supuestamente querer enriquecer sus bolsillos con el sacrificio del trabajo de otros. Estas son solo algunos de los muchos argumentos que escucho a diario como Consultora Política de las razones por las cuales no vale la pena postularse para un puesto electivo. Aun cuando estos planteamientos podrían ser bien fundados la realidad es que la política es mucho más que política partidista o lo que conocemos en la jerga común como politiquería.

¿Cómo defines el término política?

Existen múltiples definiciones para el vocablo política. La Real Academia Española lo define como una actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo. Otra definición postula que la política es el arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado. Siguiendo muy de cerca estas definiciones podríamos decir que todas nuestras acciones y las decisiones que tomamos a diario son actos políticos.

Desde que nos levantamos en la mañana nos encontramos buscando la forma de alcanzar fines determinados, cuando seleccionamos la vestimenta que vamos a utilizar, al planificar la agenda del día, si preparamos el desayuno en casa o lo compramos fuera… todos son actos políticos, todos y todas somos política.

Un ejemplo muy claro puede ser la decisión de evitar comprar productos en empaques plásticos, para aportar al medio ambiente y reducir la contaminación ambiental. Dicho de este modo, es sumamente importante comprender y reconocer el valor que tienen nuestras acciones a diario, la magnitud de presentar políticas públicas en beneficio de todos los grupos, de conocer los procesos legislativos y cuáles son los proyectos de ley que están proponiendo los legisladores. En el momento que entendemos que todas las acciones que realizamos son políticas y traen consigo unas consecuencias le vemos el valor a ocupar un puesto electivo, a manifestarnos de ser necesario, visitar las oficinas de los políticos, leer los proyectos de ley, asumir el rol de ciudadanos participativos.

¿Qué acciones políticas tomarás de hoy en adelante en beneficio de las actuales y futuras generaciones?



La Profesora Melanie Túa González, se destaca como docente en la Universidad de Puerto Rico, investigadora, comunicadora, conferencista internacional, Directora Ejecutiva de Melanie Tua Gonzalez Political Academy Consulting Group y autora del libro VIVIFICAR: ¡Redescúbrete y haz vivir tu liderazgo, fuerza y energía! Cuenta con un bachillerato en Educación, Maestría en Comunicación con énfasis en Periodismo yes candidata a un Grado Doctoral en Filosofía y Estudios Culturales. Posee un Diplomado en Consultoría en Marketing Digital. En el 2016 fungió como Legisladora Municipal, destacándose en política pública. Aboga por la profesionalización de la política y por la participación activa de más mujeres ocupando puestos de liderazgo.



0 comments

Comentários


bottom of page